Foto por Christopher Burns en Unsplash

Toda estructura metálica tiene sus cuidados y respectivo mantenimiento, gracias a ellas, se permite la creación de obras de construcción intrincadas donde en la gran mayoría de ocasiones, el acero es el protagonista central, estas estructuras, vistas ya sea en edificios, puentes, mobiliario, publicidad o al aire libre, hacen de nuestros día a día más sencillos, seguros y cómodos, por lo tanto, en este post haremos énfasis en los cuidados que debemos tener con ellas. Láminas y Cortes Bucaramanga hace énfasis en mantener un proceso de mantenimientos a todas las estructuras metálicas para evitar riesgos a futuro y lograr detectar fallas a tiempo, con esto, la vida útil aumenta exponencialmente.

Existen diferentes afectaciones que se pueden presentar en las estructuras metálicas, entre las cuales, se pueden mencionar:

Corrosión: Es la más común de todas y se trata de la oxidación del material debido al constante contacto con la lluvia, viento o la salinidad. Cuando no se tiene un correcto mantenimiento, la superficie del metal presenta picaduras y oxidaciones con lo que se desprenden escamas o placas y, por lo tanto, disminuye la resistencia original.

Fatiga: Surge cuando se le aplican fuerzas constantes de tensión iguales o superiores a las previstas en planos. Estos imprevistos son difíciles de encontrar a tiempo, con lo que se recomiendan mantenimientos preventivos recurrentes.

Holguras en uniones: Son las deformaciones que aparecen por la presencia de la fatiga en las estructuras.

Abrasión: Ocurre cuando el material se expone a fluidos, con lo que desgasta exponencialmente ya sea la superficie o la estructura en sí.

Dentro de las principales recomendaciones para la protección de las estructuras metálicas podemos encontrar:

En estructuras metálicas medianas y grandes, la prevención es la mejor manera para hacer que perdure la vida útil de estas, se debe de tener un plan de detección prematura periódico, de esta forma, se pueden encontrar fallos en un tiempo temprano, con lo que se generaría un ahorro económico sustancial.

El uso de pinturas que funcionen como revestimiento para la protección al estar expuesta a entornos donde prevalece el aire, lluvia u oxígeno, es de las mejores técnicas para preservar las estructuras metálicas, estas funcionan como un escudo para mantenerlas en óptimas condiciones.

Evitando el contacto directo con el agua, ya que esto es el ambiente perfecto para que se genere la corrosión.

Evita soldar o adherir objetos que, en un principio, no estaban planeados con anterioridad.

Cada estructura tiene una capacidad de carga planificada, no la excedas.

Láminas y Cortes Bucaramanga S.A.S, como aliados de las empresas santandereanas y colombianas, siempre querrá lo mejor en pro del mejoramiento de nuestros clientes, por ende, enfocarnos en el cuidado de todos los tipos de estructuras metálicas es un tema primordial para que los proyectos de cualquier tamaño perduren en el tiempo.

WhatsApp chat