2100 millones de toneladas es la cantidad de basura que la humanidad genera en tan solo un año, de la cual, el 16% es reciclada, cifra parecida en Colombia, donde reciclamos solamente el 17%, y aunque tenemos proyección de un 40% para el 2030, es un trecho bastante extenso para lograr incorporar la cultura del reciclaje, y es que países como Suiza. Suecia o Alemania nos llevan décadas de ventaja en el manejo de las basuras, pero bueno, eso es tema para otro tipo de blog, acá queremos contarte el proceso del reciclado de metales y las ventajas que se tienen al generar esta práctica tan amigable con el medio ambiente.

Sabemos que ya conoces todas las ventajas que tienen los metales, en especial el hierro y nuestro consentido el acero, y hoy venimos a explicarte el proceso para hacer uso de una de las ventajas tan enormes que tienen estos: la reutilización. Las etapas a las que se someten los residuos son cuatro y cada una compenetra a la anterior, por ende, es un proceso en cadena y cada ciclo es importante para realizar un reciclado limpio.

1. Recolección o Recopilación:

Acá entra en juego las chatarrerías, recicladores y grandes bodegas de almacenamiento de residuos, en estas se realiza una clasificación de los diversos tipos de materiales y por supuesto, de metales. El aluminio es uno de los más populares, pero también entran en juego el hierro y el acero, quienes están más presente en automotores, residuos de construcción y de obras civiles.

2. Procesamiento:

Acá se separan todos los metales de acuerdo a su composición, porque algunos pasan por compactadoras y otras por procesos de fundición. En nuestro caso, el acero es separado y colocado en contenedores con electricidad y sustancias químicas, así se separa el estaño del acero puro.

3. Fundición:

Como dato interesante, el acero puede reciclarse ilimitadas veces sin perder ninguna de sus bondades, y en esta fase, es como si el acero volviera a sus inicios de fabricación, pues al someterse a temperaturas de fundición, se genera la lava la cual se compacta en grandes bloques recién salidos del horno.

 4. Laminación:

Aquellos grandes bloques de acero pasan por rodillos gigantes, los cuales dan el grosor en pulgadas y textura de cada una de ellas, y es donde comienza el proceso de distribución a posterior.

Con esto, se reduce en un 70% la contaminación ambiental, porque va directamente a reducir la emisión de gases en el aire y desechos que irían a nuestros océanos, y para darle más cabida a la aceptación del reciclaje de metales, cabe recalcar que el acero presente en el mundo (aproximadamente 800 millones de toneladas), el 43% es reciclado, este ahorro equivale la energía requerida para 110 millones de hogares anual.

Si te das cuenta, reciclar solo trae ventajas, tanto para el ambiente, como para la economía incluso de países porque aporta al PIB de este, y Láminas y Cortes Bucaramanga S.A.S invita a la comunidad a manejar un plan de reciclaje desde el inicio, es decir, desde el hogar y replicarlo en todos los aspectos de nuestro día a día, pequeños cambios en nuestra rutina, hacen grandes mejoras.

WhatsApp chat