Foto por Christophe Dion en Unsplash

La producción de acero, como la producción de muchas materias primas se han visto afectadas a nivel global inicialmente por el confinamiento, seguido de la pandemia por COVID, y actualmente, por la divisa del dólar, viéndose afectados los precios internacionales del acero para el segundo trimestre del 2020 con aumentos hasta de un 22% para esas fechas según estadísticas del Comité Colombiano de Productores de Acero de la ANDI, por esto mismo y aforos disminuidos en las industrias que hacían una producción a media marcha, es decir disminución en la producción junto con la priorización de las necesidades nacionales, la oferta en el mercado era escasa, y recordemos que “a menor oferta mayor el precio”.

Debido a lo anterior, el precio de la tonelada de acero en nuestro mercado interno incrementó hasta un 104% en menos de un año, desde mayo del año pasado a febrero del 2021; a esto también debemos sumarle el descontento de los colombianos en la reforma tributaria que hizo que un país se volviera a congelar pues el PARO NACIONAL si nos paró. Al fin de cuentas, no sabemos si el esfuerzo de algunos de nuestros compatriotas sirvió o no, pero si sabemos que el valor del transporte nacional se incrementó en un 100%, pues el riesgo para nuestros camioneros era altísimo y el que lo asumía quería cobrarlo, entonces, tampoco hubo oferta de transporte lo que hizo que nuestros puertos colapsaran, pero las tarifas no bajaban y sus precios de almacenamiento no paraban, así que cada día el costo final aumentaba y parecía que el valor de este metal no dejara de aumentar, con lo que directamente se vieron afectados diversos sectores de la industria, y es que como ya hemos visto en anteriores publicaciones, el acero está presente en nichos importantes de la industria colombiana, entre ellos el de la construcción, sector que se considera como uno de los motores principales de la economía del país, el cual también estuvo congelado por la incertidumbre pandémica; si así lo podemos llamar y sigue viéndose altamente afectado con las alzas del hierro y eso sin mencionar el sector de vías e infraestructuras

Indicadores de Recuperación.

A pesar de la escasez a nivel internacional de materias primas y fuertes incrementos en los precios de las importaciones de China debido también a modificaciones arancelarias del país de origen que solo buscaban un abastecimiento propio, se ha logrado visualizar un incremento de reducción de acero local en un 4% aproximadamente, con lo que refleja una recuperación de la industria y se resalta la necesidad de contar una producción nacional consolidada para no depender en un porcentaje tan alto de las importaciones.

A su vez, se evidenció un incremento en el reciclaje de la chatarra, un 4% con respecto al periodo anterior, sector que puede aprovechar un poco la escases del hierro, pues lograron triplicar sus precios, que a la fecha ya se encuentran más regulados, o al menos, no tan fluctuantes.

Láminas y Cortes Bucaramanga, como empresa santandereana, hace alusión a nuestro himno “siempre adelante, ni un paso atrás”, y es que, a pesar de las dificultades e incrementos en materia prima, transporte y otros factores, no nos hemos detenido en defender a esta industria que ha visto la generación y creación de ideas y sueños de nuestra gente, nuestro principal motor para continuar en nuestro día a día y aspiramos a que los precios se regulen un poco más para seguir a nuestra economía local y nacional.

WhatsApp chat