Foto de Stephan Kelle en Unsplash

Nuestro blog del día de hoy será enfocado en resaltar una de las obras revolucionarias tanto en diseño, arquitectura, ingeniería y tiempos de realización,  así como ya hemos tocado un tema de construcciones emblemáticas, hemos hablado de  las Torres Sears y del puente Golden Gate, todas estas estructuras elaboradas con el material predilecto de nuestra bonita comunidad: El acero, un material que ha revolucionado la manera en que se construye y ha sido responsable del progreso en muchos aspectos alrededor del mundo.

Debido al auge en una expansión en la economía tanto en Europa como en Estados Unidos, por allá en mitad de los 20’s, se ve la necesidad de construcciones que estuvieran más acorde a acoger más oficinas y personas de negocios. El constructor y promotor William H. Reynolds empezó a hacer los planes para un rascacielos en Manhattan , junto con el arquitecto William Van Allen quien quedó al mando, hasta ese entonces solo eran ideas en bocetos pero llegó el dueño de la tercer casa matriz más grande de Estados Unidos, el empresario Walter Percy Chrysler, quién sintió interés y aportó 15 millones de dólares para empezar la demolición de la estructura del edificio ya empezado, y de ahí la excavación de 21 metros de profundidad para la construcción de los cimientos, y la construcción del edificio como tal empezó el 21 de enero del 1929.

El edificio Chrysler competía por tener el récord mundial  del rascacielos más grande de la ciudad, y es que por esa misma fecha se realizaba a la par: el 40 Wall Street del arquitecto H. Craig Severance, para esto, Severance le agregó un par más de pisos a su construcción pero a Van Allen se le dió luz verde para instalar una pluma de 58.4 mts con la cuál le dió el título del rascacielos más grande, al menos, hasta que llegara a la escena el Empire State quien lo superó 11 meses después.

Su arquitectura está basada en Art Déco, y tanto su vestíbulo como fachada está enormemente enfocada en el nicho de los automóviles, podrás encontrar ornamentos heróicos, águilas esculpidas, figuras réplicas de los capós de los vehículos de Chysler, piñas con metros de altura, símbolos de la hospitalidad, actualmente, funciona como edificio de oficinas y de turismo, es el edificio de ladrillos más alto del mundo aunque su estructura sea realizada en acero y empata en el octavo puesto con el New York Times entre los edificios más altos de Nueva York.

En cifras podemos resumir:

20.961 toneladas de acero estructural.
Altura 318 metros.
Altura del Vertex 60 metros.
391.881 remaches.
3,826.000 ladrillos.
10.00 bombillas.
3.862 ventanas.
2788 puertas.
56 kilómetros de tuberías.
1200 kilómetros de cables eléctricos.

En Láminas y Cortes Bucaramanga ponderamos el uso del Acero como uno de los materiales que hacen la vida más sencilla en la actualidad, y es capaz de crear estructuras tan intrincadas para ser recordadas por generaciones y generaciones, además podemos asesorarte y ayudarte en tus diseños donde el acero es el personaje principal, solo ponte en contacto o escríbenos a través de nuestro WhatsApp

WhatsApp chat